jueves, 27 de noviembre de 2014

Shortbread




No negaré que es posible que esté influenciada por el hecho de haber vuelto a ver Braveheart recientemente, pero lo cierto es que una de las galletas que más me han gustado desde siempre son los shortbread.


Estas deliciosamente simples galletas escocesas, se hacen con apenas 3 ingredientes (más una punta de sal) y son ideales para acompañar el té (o el café, o el chocolate… no nos pondremos tan exigentes). Deben hornearse por tiempo prolongado a baja temperatura para hacerse sin dorarse y como llevan una gran proporción de mantequilla se desmigan al romperse.


Ingredientes:
125 g de mantequilla
55 g de azúcar (más un puñado para espolvorear)
180 g de harina
1 pizca de sal
Preparación:
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta hacer una pasta. Unimos la harina y añadimos la sal. Formamos una bola de masa y la estiramos con un rodillo hasta dejarla de 1 cm de ancho. Cortamos en fingers o dedos, es decir bastones de 10 cm por 2 cm. También podríamos cortarlos redondos o hacer una sola galleta enorme que cortaríamos en porciones al salir del horno.



Colocamos los fingers en la misma bandeja en que los vayamos a hornear, sobre un tapete de silicona o papel de hornear. Los pinchamos y los espolvoreamos con un poco de azúcar. Los dejamos enfriar 20 o 30 minutos en la nevera. Finalmente los horneamos a 160º C durante unos 40 minutos, justo hasta cuando veamos que empiezan a tomar color por los bordes, pero sin dejar que se doren. Los dejamos enfriar 10 minutos en la misma bandeja, ya que cuando están calientes son muy delicados y podrían romperse al manipularlos. Después dejaremos que se enfríen por completo sobre una rejilla. Y ya está, a preparar el té…


sábado, 22 de noviembre de 2014

Pastel cesta de otoño de castañas y chocolate




Los pasteles recubiertos con fondant no tienen por qué ser sosos, ni secos. Pueden esconder sorprendentes sabores y a veces, en lugar de esconderlos, pueden incluso estar enseñándonos de que están hechos. Como esta cesta de castañas, elaborada con dos bizcochos, uno de chocolate y otro con un ligero aroma a castañas, que está relleno de una  crema de mantequilla de castañas que resulta absolutamente deliciosa. Habla por si solo, así que vamos con la receta.



Ingredientes para los bizcochos:
8 huevos
240 g de harina
240 g de azúcar
2 cucharas pequeñas de impulsor
1 cuchara pequeña de vainilla líquida o en pasta
30 g de chocolate
1 chupito de licor de crema de castañas
Preparación de los bizcochos:
Como en todo bizcocho genovés, comenzamos batiendo los huevos con el azúcar, en el robot, enérgicamente y durante un mínimo de 10 minutos, para que incorporen mucho aire, lo que les dará esponjosidad. Incorporamos la vainilla y a continuación la harina tamizada y el impulsor, pero lentamente para que no pierdan volumen. Separamos la mezcla en dos partes iguales para hacer los dos bizcochos. A una le añadimos el chocolate y a la otra el licor de castañas. Horneamos ambos en moldes de 17 cm de diámetro, a 180º C unos 30 minutos, o hasta que estén cocidos (sabéis que no todos los hornos son iguales, y por lo tanto no tardan lo mismo). Desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar mientras preparamos el relleno.



Ingredientes para la crema de mantequilla de castañas:
1 clara de huevo
100 g de azúcar
275 g de mantequilla
250 g de crema de castañas (añado la receta)
Preparación de la crema de mantequilla de castañas:
Ponemos la clara de huevo y el azúcar en un cazo al baño María, removiendo constantemente hasta que el azúcar se halla disuelto completamente. Trasladamos el azúcar disuelto en la clara al robot para montar la mezcla hasta obtener un merengue. En ese momento bajamos un poco la velocidad del robot y añadimos poco a poco la mantequilla a temperatura ambiente. Batimos muy bien hasta que se forme una crema firme. Finalmente añadimos la crema de castañas, lo que hará que la crema de mantequilla pierda su consistencia, pero si insistimos y seguimos batiendo, volverá a montarse y quedará firme y deliciosa. La crema de castañas puede comprarse tal cual, pero también podemos hacerla, de la siguiente manera:



Comenzamos por hacer un pequeño corte a cada castaña para ponerlas a hervir unos 10 minutos. Las colamos y pelamos (que es la parte más laboriosa) y las ponemos a hervir otros 5 minutos más, para que estén lo suficientemente blandas como para triturarlas y hacer con ellas un puré. Aparte hacemos un jarabe, con 500 g de azúcar, 180 ml de agua y una vaina de vainilla (estas cantidades serían para unos 700 g de castañas). Tras un par de minutos al fuego, agregamos el puré de castañas y cocemos removiendo para que no se pegue, durante unos 10 o 15 minutos, hasta que veamos que toma color dorado y se espesa. Como sale bastante, lo que no utilizamos lo guardamos en tarros de cristal mientras aún está caliente. Para hacer nuestra crema de mantequilla de castañas tenemos que dejarla enfriar completamente.
Montaje del pastel:
Cortamos ambos bizcochos en dos y montamos el pastel comenzando por una capa de bizcocho de chocolate que mojamos con almíbar y cubrimos con crema de mantequilla de castañas. Seguimos con una capa de bizcocho de castañas, bañamos con almíbar y otra capa de crema de mantequilla de castañas. Repetimos exactamente igual con la otra capa de chocolate y la última de castañas. Cubrimos todo con más crema de castañas y enfriamos bien antes de decorarlo con fondant.



Para ello comenzamos haciendo la cesta, con tiras de fondant que iremos cruzando para imitar el trenzado de la cesta. Cubrimos la parte superior con un cuadrado de fondant blanco que hará las veces de paño (podemos decorar los bordes para que parezca más real).

 


Y cubrimos luego con hojas de fondant de distintos colores desde el amarillo al marrón, del ocre al burdeos, del crema al chocolate, y también con castañas hechas de fondant, moldeándolas con pasta marrón, poniéndoles el ombligo y pintándoles vetas marrones tal y como os enseño en las fotos. Espero que os guste. Hasta la próxima!

Índice Alfabético

Alfajores de maizena
Bagels
Baklawa
Barritas de galleta, chocolate y dulce de leche
Berlinas
Brioche
Bizcocho de fresa y plátano
Bombones rellenos
Caracolas de coco con pepitas de chocolate 
Casita de jengibre
Chapatas
Cheese & chocolate cake
Cheesecake
Clafoutis de cerezas
Coca de verduras
Coca de Sant Joan
Cookies
Copas de mousse de chocolate y pistacho
Corazones de fresa
Coulant de chocolate
Crepes Suzette
Croissants
Croquembouche
Crumble de manzana 
Cupcakes con dragones
Cupcakes de dulce de leche
Cupcakes de frutos rojos con crema de mantequilla de merengue suizo
Cupcakes de mantequilla de cacahuete con frosting de chocolate fácil
Cupcakes de Pascua
Cupcakes macetas de flores sabor Oreo
Dibujos para pasteles decorados con fondant 
Drip cake
Dulces de Halloween
Empanada gallega
Empanadillas
Escones
Falso tiramisú de frambuesas
Flan de dulce de leche
Galletas con pistola
Galletas de chocolate
Galletas de comunión
Galletas de comunión 2da parte
Galletas de futbol
Galletas de jengibre (Gingerbread cookies)
Galletas de mantequilla de cacahuete en dos versiones
Galletas decoradas de Navidad 
Gazpacho de fresa - Gazpacho de sandía
Gominolas de piña
Granola
Helado de calabaza y especias
Helado de cerezas 
Helado de dulce de leche
Helado de fresa y yogurt
Helado de limoncello y ricotta
Helado de piña colada
Helado de pistacho 
Helado de plátano y dulce de leche con trocitos de chocolate y nuez 
Helado de Tiramisú'
Helado de tomate
Huevos de Pascua
Limoncello 
Lionesas
Macarons
Milhojas de higos y foie 
Mini magdalenas de coco
Mini Pavlova de fresas
Molletes de Antequera
Mona de Pascua de trufa
Muffins de chocolate con salsa de caramelo salada 
Muffins de muesli y manzana
Muffins de plátano y avena
Muffins de queso con hierbas frescas 
Natillas de caramelo
Pan con chocolate
Pan de plátano
Pan naan
Panna cotta con puré de melocotón a la naranja
Panecillos mediterraneos
Panellets
Pasta Frola (tarta de membrillo)
Pastel avión
Pastel Barbie
Pastel Breaking Bad 
Pastel Blaze
Pastel Cars
Pastel cesta de otoño de castañas y chocolate 
Pastel con volantes (Ruffle cake)
Pastel de ángel
Pastel de bodas
Pastel de bodas con flores de cerezo y colibrís
Pastel de bodas de oro
Pastel de brownie y mousse de chocolate y frambuesas
Pastel de calabaza
Pastel de la estatua de la libertad
Pastel de mousse de chocolate blanco y fresas
Pastel de George y el dinosaurio
Pastel de queso, membrillo y frutos secos
Pastel de R2D2
Pastel de San Valentín (Red Velvet)
Pastel Snoopy
Pastel Troll rosa 
Pastel Unicornio
Pastel de uva
Pastel de zanahoria
Pastel del móvil de Justin Bieber
Pastel del oso de peluche
Pastel del pescador de doradas
Pastel del Pesebre
Pastel Dumbo
Pastel farmacia La Farola
Pastel infantil con tren modelado
Pastel Ironman 
Pastel Los vengadores 
Pastel Pelota de fútbol
Pastel primaveral
Pastel Primera Comunión
Pastel Princesa Sofía 
Pastel trampantojos 
Pastel tronco de árbol 
Pastel Unicornio
Pastel violín
Pasteles decorados con fondant
Pasteles sin horno
Pastelitos de chocolate
Pastelitos de limón 
Patatas Hasselback
Pizza casera
Puits d'amour
Ratatouille
Rollos de canela
Rosas de manzana
Roscón de Reyes
Samosas
Semifrío de melocotón
Shortbread
Sirope de limón y menta
Solomillo Wellington
Soufflé de chocolate
Stromboli
Tarta de caramelo salado y chocolate
Tarta de frangipane y peras 
Tarta de ricotta
Tarta Massini
Tarta de Santiago
Tarta Tatín de peras y nueces
Tartas de frutos del bosque
Tarteletas de limón (mini lemon pie)
Tiramisu'
Trenza de higos y almendras
Triffle
Tronco de Navidad
Turrones

Índice Alfabético

Alfajores de maizena
Bagels
Baklawa
Barritas de galleta, chocolate y dulce de leche
Berlinas
Brioche
Bizcocho de fresa y plátano
Bombones rellenos
Caracolas de coco con pepitas de chocolate 
Casita de jengibre
Chapatas
Cheese & chocolate cake
Cheesecake
Clafoutis de cerezas
Coca de verduras
Coca de Sant Joan
Cookies
Copas de mousse de chocolate y pistacho
Corazones de fresa
Coulant de chocolate
Crepes Suzette
Croissants
Croquembouche
Crumble de manzana 
Cupcakes con dragones
Cupcakes de dulce de leche
Cupcakes de frutos rojos con crema de mantequilla de merengue suizo
Cupcakes de mantequilla de cacahuete con frosting de chocolate fácil
Cupcakes de Pascua
Dibujos para pasteles decorados con fondant
Dulces de Halloween
Empanada gallega
Empanadillas
Escones
Flan de dulce de leche
Galletas con pistola
Galletas de chocolate
Galletas de comunión
Galletas de comunión 2da parte
Galletas de futbol
Galletas de jengibre (Gingerbread cookies)
Galletas de mantequilla de cacahuete en dos versiones
Galletas decoradas de Navidad 
Gazpacho de fresa - Gazpacho de sandía
Gominolas de piña
Granola
Helado de calabaza y especias
Helado de dulce de leche
Helado de fresa y yogurt
Helado de limoncello y ricotta
Helado de piña colada
Helado de pistacho 
Helado de plátano y dulce de leche con trocitos de chocolate y nuez 
Helado de Tiramisú'
Helado de tomate
Huevos de Pascua
Limoncello 
Lionesas
Macarons
Milhojas de higos y foie 
Mini magdalenas de coco
Mini Pavlova de fresas
Molletes de Antequera
Mona de Pascua de trufa
Muffins de chocolate con salsa de caramelo salada 
Muffins de muesli y manzana
Muffins de plátano y avena
Muffins de queso con hierbas frescas 
Natillas de caramelo
Pan con chocolate
Pan naan
Panna cotta con puré de melocotón a la naranja
Panecillos mediterraneos
Panellets
Pasta Frola (tarta de membrillo)
Pastel avión
Pastel Breaking Bad 
Pastel Blaze
Pastel Cars
Pastel cesta de otoño de castañas y chocolate 
Pastel con volantes (Ruffle cake)
Pastel de ángel
Pastel de bodas
Pastel de bodas con flores de cerezo y colibrís
Pastel de bodas de oro
Pastel de brownie y mousse de chocolate y frambuesas
Pastel de calabaza
Pastel de la estatua de la libertad
Pastel de mousse de chocolate blanco y fresas
Pastel de George y el dinosaurio
Pastel de queso, membrillo y frutos secos
Pastel de R2D2
Pastel de San Valentín (Red Velvet)
Pastel de uva
Pastel del oso de peluche
Pastel del pescador de doradas
Pastel del Pesebre
Pastel Dumbo
Pastel infantil con tren modelado
Pastel Ironman 
Pastel Los vengadores 
Pastel Pelota de fútbol
Pastel primaveral
Pastel Princesa Sofía 
Pastel trampantojos
Pastel violín
Pasteles decorados con fondant
Pasteles sin horno
Pastelitos de chocolate
Pastelitos de limón 
Patatas Hasselback
Pizza casera
Puits d'amour
Ratatouille
Rollos de canela
Rosas de manzana
Roscón de Reyes
Samosas
Semifrío de melocotón
Shortbread
Sirope de limón y menta
Solomillo Wellington
Soufflé de chocolate
Stromboli
Tarta de caramelo salado y chocolate
Tarta de frangipane y peras 
Tarta de ricotta
Tarta Massini
Tarta de Santiago
Tarta Tatín de peras y nueces
Tartas de frutos del bosque
Tarteletas de limón (mini lemon pie)
Tartitas de fresa
Tiramisu'
Trenza de higos y almendras
Triffle
Tronco de Navidad
Turrones

lunes, 17 de noviembre de 2014

Croquembouche



Hace meses que lo prometí, concretamente cuando hicimos las lionesas. Y ahora que tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina, creo que es el momento ideal para plantearnos hacer un croquembouche, ya que es el postre perfecto para estos días festivos. Seguramente todos sabéis que este nombre tan rocambolesco significa algo así como que cruje en la boca, que es lo que hace el caramelo con el que enganchamos una lionesa con la otra, al meterlo en la boca.



Para elaborarlo, lógicamente tendremos que hacer en primer lugar las lionesas o profiteroles, de las cuales no repetiré la receta, porque ya os la he dado aquí. Tendréis que seguirla fielmente, pero por duplicado, ya que necesitaréis unas cuantas más de las que saldrían con estas cantidades para montar un pastel de tamaño apropiado. También es importante intentar hacerlas todas del mismo tamaño. Una vez frías, las rellenamos con la crema pastelera. Ya os he dado la receta en alguna ocasión, pero como es muy fácil, la repito aquí
Ingredientes para la crema pastelera:
200 g de azúcar
60 g de maicena
4 huevos
1/2 litro de leche
1/2 cuchara pequeña de vainilla
Primero calentamos la leche casi hasta que hierva. Aparte, mezclamos la harina y el azúcar con los huevos y los llevamos al fuego. Añadimos la leche caliente y removemos sobre el fuego hasta que espese. Por último perfumamos con la vainilla y dejamos enfriar cubierta con un film para que no forme una película por encima.


Cuando tengamos las lionesas rellenas, toca hacer el almíbar con las que montaremos nuestro pastel. Para ello necesitaremos:
250 g azúcar
90 ml de agua
Unas gotas de zumo de limón
Simplemente debemos calentar los 3 ingredientes hasta 160-165º C, lo que tardará más o menos unos 25 minutos. Para esto, es necesario tener un termómetro… aish! (o bien ser muy experto en reconocer el punto del almíbar). Una vez alcanzada la temperatura, apartamos el cazo del fuego y con mucho cuidado de no quemarnos montamos la torre de lionesas. Para ello sumergimos en el almíbar las lionesas una a una, procurando que se moje solo la mitad de cada una de ellas. Comenzamos por hacer un anillo con unas 8 o 10 lionesas y vamos disminuyendo en uno el número de las mismas en cada capa que agregamos. Si esto nos parece muy arriesgado, existen unos conos sobre los cuales montar el croquembouche, pero yo no los he usado nunca.


Una vez tengamos la torre montada dejamos que se seque (como ½ hora) y procedemos a decorarla con el mismo caramelo (si se ha solidificado, podemos calentarlo un poco más). Para ello extendemos sobre la mesa un tapete de silicona (o una hoja de papel de hornear) y hacemos sobre él finos hilos de caramelo, utilizando un tenedor. Antes de que se sequen completamente y no podamos manipularlos, los cogemos con cuidado y enrollamos con ellos nuestro croquembouche. Existe otra forma de hacer esto mismo, con la parte de atrás de dos cucharas sobre las que se van extendiendo los hilos, así, en el aire. Es muy espectacular y superdivertido pero después de esto te pasas 2 días limpiando el caramelo que se ha quedado pegado por toda la cocina, así que mejor el tapete de silicona (o el papel)… vamos, yo lo prefiero…


Para terminar podemos adornar nuestra torre de lionesas o profiteroles con unas flores de azúcar, o con lo que más nos guste.