jueves, 27 de julio de 2017

Helado de cerezas




Hace muchos días que no publicaba nada, pero es que con este calor no apetece mucho pasarse por la cocina... a no ser que decidamos hacer un helado... y por eso hoy estamos aquí, para hacer uno de los helados más sabrosos, cremosos y delicados que he hecho en semanas: el de cerezas.



Yo utilicé cerezas picotas, pero podemos usar las que más nos gusten. Como siempre, lo hice con mi máquina de hacer helados, pero como os he explicado en otras ocasiones, también puede hacerse metiendo la mezcla en el congelador: la sacamos cada hora durante 4 horas para removerla bien y evitar que se formen cristales grandes, hasta que obtengamos la textura deseada. Como en otras ocasiones utilicé leche evaporada en lugar de nata para rebajar un poquito las calorías, y no le puse huevos para ahorrarnos los sustos que pueden darnos en verano. Por lo demás, veréis que es una receta fácil y deliciosa.



Ingredientes:
350 g de cerezas (pesadas después de quitarles el hueso)
100 g de azúcar
250 g de mascarpone
150 ml de leche evaporada
1 cuchara grande de limoncello
1 cuchara pequeña de vainilla líquida


 Preparación:
Empezamos deshuesando las cerezas (si queréis hacerlo de forma fácil, os remito a mi receta del Clafoutis de cerezas). Las ponemos en una olla con 35 g de azúcar y las llevamos a ebullición durante un par de minutos; lo justo para que suelten un poco de líquido y dejamos enfriar.


Por otra parte montamos la lehe evaporada fría (o la nata, si lo preferís aún más cremoso) y la unimos al mascarpone, el resto del azúcar, la vainilla y el limoncello. Enfriamos en la nevera ambas preparaciones al menos durante 4 horas, las unimos y mantecamos en la máquina de hacer helados.
Está impresionante!!!!

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario