martes, 31 de enero de 2017

Cupcakes macetas de flores sabor Oreo




Durante estos días tan fríos necesitamos algo que nos recuerde el sol y nos haga soñar con la próxima primavera. Para ello nada mejor que unas macetas de flores, y si son dulces, mejor. Y si tienen sabor a galletas Oreo ¿quién puede resistirse?







¿Y por qué unas macetas de flores con sabor Oreo? Porque las galletas Oreo trituradas se parecen a la tierra de las macetas, de ahí la idea. Para hacerlas utilicé unos moldes para cupcakes de silicona con forma de maceta, y como solo tenía 6, pues os doy la receta para 6. Si alguno tiene 12 moldes, pues dobla la receta.  Las flores están hechas con fondant, y como veis son muy sencillas, de las que se hacen con un cortante con forma de flor, sin más. Por supuesto que puede hacerse una versión más bonita, con flores más elaboradas, que parezcan de verdad, pero da mucha pena comérselas!!!!! Y lo que es más importante, si no queréis invertir mucho tiempo en hacer las flores, o no teneis moldes en forma de maceta, pues hacéis esta receta en moldes de magdalenas normales y corrientes, sin flores, y disfrutáis del delicioso sabor de estos cupcakes de Oreo.






Ingredientes:
1huevo
50 g de azúcar
60 g de harina
50 g de mantequilla sin sal
1 cuchara grande de cacao en polvo sin azúcar
2 cucharas pequeñas de impulsor
1 cuchara pequeña de vainilla líquida
60 ml de suero de leche o buttermilk
12 galletas Oreo trituradas
50 g de queso untable tipo Philadelphia
50 g de azúcar glasé
1/2 cuchara pequeña de vainilla





Preparación:
Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que se forme una crema casi blanca. Perfumamos con la vainilla y añadimos las yemas de huevo una a una, reservando las claras para más adelante. Todo esto podemos hacerlo tanto a mano como en un robot. A partir de aquí, aconsejo seguir a mano, aunque puede hacerse en un robot batiendo a velocidad baja.




En un recipiente aparte mezclamos la harina, el cacao y el impulsor, tamizamos y lo añadimos a la preparación anterior, asegurándonos de que todo queda bien integrado. En este punto incorporamos la mitad de las galletas Oreo trituradas (solo 6). Es el turno de incorporar poco a poco el suero de leche o buttermilk, que como ya os he explicado en otras ocasiones, si no lo encontramos tal cual, podemos hacerlo en casa añadiéndole a la leche 1 cuchara de zumo de limón y dejándola reposar 10 minutos antes de usarla. Por último añadimos las claras montadas a punto de nieve, que, por supuesto, siempre es mejor montar en un robot o con unas varillas eléctricas, a no ser que tengamos la intención de competir en un concurso de halterofilia. Las añadimos con movimientos suaves y envolventes, asegurándonos de que no se bajen mucho.





Repartimos la masa en las macetas (o en los moldes) y horneamos a 180º durante 20 minutos aproximadamente. Pasado ese tiempo, sacamos del horno los cupcakes y los dejamos enfriar. Si los hacemos en moldes de magdalena de papel, es importante que enfrien sobre una rejilla. Mientras enfrian preparamos la cobertura, mezclando el queso Philadelphia con el azúcar glasé y añadiéndole un poco de vainilla. Untamos los cupcakes con esta mezcla que ademas de darles muy buen sabor nos ayudará a que la "tierra" se quede pegada, ya que cubriremos toda la superficie de los cupcakes con el resto de la galletas Oreo trituradas.





Finalmente colocamos las flores de fondant encima de la "tierra de Oreos" y nos imaginamos que ya no hace frío y está aquí la primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario